ATENDEMOS A: CENTRO-AMÉRICA y LATINO-AMÉRICA.

Páginas vistas en total

“Qué tal emprender un negocio de OUTSOURCING de Mantenimiento”


Este artículo fue desarrollado  por la empresa de consultoría de mantenimiento Loinproc, c.a

Quizás muchos de ustedes que son asiduos lectores de la materia del  OUTSOURCING,   pero han pensado en emprender un negocio de este tipo direccionándolo al mantenimiento. Posiblemente hay muchas personas que diariamente estén pensando en “qué hacer” en el largo camino de su vida; ya sea porque tenemos dinero y queremos emprender un negocio, porque estamos saliendo de la universidad y no sabemos qué hacer, o simplemente porque identificamos un gran nicho de oportunidad que me gusta y que generaría recursos económicos. Primeramente, antes de adentrarnos en la lectura definamos sencillamente el concepto de OUTSOURCING.  Es un término inglés OUT=FUERA, SOURCING=BASE muy utilizado en el idioma español, pero que aunque no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE) es muy utilizado. Su vocablo equivalente es subcontratación. Es el proceso económico empresarial en el que una sociedad mercantil traspasa o transfiere los recursos y responsabilidades referentes al cumplimiento de ciertas tareas a una sociedad externa. También significa transferir cierta parte del negocio a un especialista para dedicarnos al verdadero objetivo. 
Si nos hacemos la siguiente pregunta ¿Qué está a nuestro alrededor que no necesite Mantenimiento?  Nos damos cuenta que todo requiere de mantenimiento, hasta nosotros mismos. Entonces porque no hacemos algo para sacarle provecho a esta situación. Allí es donde el OUTSOURCING nos puede servir de gran ayuda. El OUTSOURCING no debe ser, y no es lo mismo para mantenimiento, un contrato de limpieza u otro de aire acondicionado, “es construir una gestión de activos desde afuera”. Quizá muchas de las personas que prestan servicios de monitoreo de condición a través de equipos de análisis de vibración, termografía, ultrasonido, etc. Lo hacen cuando se les llama, por ejemplo: “Mira me puedes venir a revisar la bomba que estoy sintiendo un ruido”. Pues “NO”. Como dice el refrán “Cuando el ojo está fuera ya no vale Santa Lucia”, ya el equipo tiene problemas. El monitoreo de condición debe ser parte de una intervención preventiva. Y qué tal si lo hacemos periódicamente con una frecuencia establecida a través de un contrato de OUTSOURCING.

Ahora bien, el OUTSOURCING todavía puede ir más allá. Qué tal si por ejemplo, le construyéramos toda la gestión del mantenimiento a una franquicia, esto es: construirle el sistema a mantener, ver cuáles son sus rutinas de mantenimiento, ejecutarlas periódicamente, monitorearles sus instalaciones eléctricas y equipos a través de intervenciones predictivas, pero todo con disciplina, orden y organización. Qué tal si contratáramos un servicio de OUTSOURCING para un condominio. De igual manera, posiblemente hacemos una visita mensual y realizamos inspecciones para saber cómo andan sus activos, realizamos las rutinas de mantenimiento que se tengan definidas. Qué les parece, allí hay un buen negocio, y qué tal si además de las inspecciones salen trabajos correctivos. Estos los hace el cliente o lo hacemos nosotros. “Pues le digo que todo esto funciona”. Actualmente vengo asesorando una empresa en Colombia que emprendió un negocio de este tipo y ha obtenido excelente resultados después de un poco mas de dos años.
Todos sabemos que emprender un negocio no es una tarea fácil, el costo Psicológico del cual hablé en uno de los artículos de este Blog, donde vemos que siempre la incertidumbre, miedo, inseguridad, desconocimiento que forma parte del resultado del costo psicológico, posiblemente ocupe un mayor porcentaje sobre las ganas y el interés que tengamos para emprender un negocio de OUTSOURCING en mantenimiento, pero ésta es la barrera que debemos derrumbar.Recuerde que el éxito se construye progresivamente y mientras mas cuidadoso se haga más sólido será. Qué quiero decir con esta afirmación, que así como el OUTSOURCING en mantenimiento puede llegar a ser un negocio exitoso, también podemos cambiarle su imagen. Hace poco tiempo me tocó auditar un OUTSOURCING en una Clínica y este trabajo surgió debido a los altos costos de los materiales y repuestos como producto de la inflación. Cuando llegué al momento de revisar en profundidad, noté que las rutinas de mantenimiento eran muy tímidas e incompleta, y otras brillaban por su ausencia, no había un registro de intervenciones contundente que permitiera saber que estaba pasando, mucho menos un sistema de indicadores. Obviamente dentro del contrato había una cláusula en la cual la empresa del servicio del OUTSOURCING colocaba los materiales y repuestos cuando estaban en presencia de alguna falla y posteriormente los facturaba. Indudablemente el mal desempeño en la mala política del OUTSOURCING estaba ocasionando una excesiva generación de fallas y en consecuencia, altas intervenciones y costos excesivos.
Que quiero significar con esto, que cuando vayamos a emprender un servicio de OUTSOURCING lo hagamos con mucho profesionalismo, honestidad y convicción de lo contrario sin ningún tipo de duda a equivocarme les digo que están al frente de un fracaso inminente. Para concluir quisiera hacerlo con mi máxima “PARA CRECER PROFESIONALMENTE HAY QUE CORRER RIESGOS”. Le preguntó después de leer este artículo ¿Está dispuesto a emprender un negocio de OUTSOURCING en la rama del mantenimiento?

Brau Clemenza