ATENDEMOS A: CENTRO-AMÉRICA y LATINO-AMÉRICA.

Páginas vistas en total

Seis Factores para enrumbar el País

Muchos personeros del gobierno han dicho que hemos mejorado en situaciones como riesgo país, índice de pobreza crítica, desempleo, aumento de hectárea productiva, crecimiento económico, educación, atención médica por decir algunos, pero pienso que son ustedes quienes deben opinar sobre ello. Particularmente, quisiera mostrarles otra óptica sin caer en una diatriba que señale un camino diferente y nos lleve a otro escenario que enrumbe el país hacia un futuro mejor. Para ilustrarles lo dicho anteriormente, quisiera plantearles a través de una ESTRELLA DE SEIS PUNTAS, los factores que según mi pensar, son necesarios que el país transite hacia ese cambio positivo deseado. En el primer y segundo vértice de esta figura encontramos la SALUD y la EDUCACIÓN. Nadie pone en duda su importancia, por lo cual no me detendré a hacer ningún análisis.
En el tercer vértice tenemos la SEGURIDAD, tanto jurídica como personal. Muchos pensamos que anda muy mal y que merece un giro urgente de rumbo. Después encontramos la INFRAESTRUCTURA, la cual sufre un estancamiento abismal. El gobierno tiene que centrase en impulsar obras que le permitan la generación de empleos y por ende, un aumento de la actividad económica ya sea construyendo soluciones habitacionales, vialidad, puentes, infraestructura eléctrica, escuelas, hospitales etc. En el quinto vértice tenemos la PRODUCCIÓN, cuando hablamos de ella me refiero a dos cosas; una relacionada con la reactivación del aparato productivo del país y la otra, con la sustitución de importación; esto significa, que la mayoría de lo que se consume se produzca en el país. Y por último, nos detendremos en "EL MANTENIMIENTO". Ahora bien, Por qué quise colocarlo como un factor de desarrollo. Tal como lo he venido indicando, éste puede erigirse como un gran apoyo para el nuevo horizonte, siempre y cuando vuelvo a repetir, el alto gobierno se concientice de su importancia; y no que se preocupe, sino que se ocupe. Imaginemos la cantidad de empleos y actividad económica que resultaría de mantener toda la infraestructura del país, identificando qué intervenir; respondiendo a las interrogantes comentadas en el artículo anterior, y que tenían que ver con la planificación y programación del mantenimiento. Sin temor a equivocarme, pienso que demandaríamos de una
gran cantidad de profesionales, técnicos, capataces y obreros; y sobre todo, de la formación de profesionales de mantenimiento que vayan a ser parte de ese órgano contralor mencionado en mi primer artículo como es la Fiscalía Nacional de Mantenimiento, la cual le haría el control y seguimiento a toda esta gestión. De igual manera, requeriríamos de empresas que produzcan lo que se necesite para ejecutar esos trabajos de recuperación y preservación de toda la infraestructura del país. Para nadie es un secreto como se encuentra ésta y el gigantesco esfuerzo que se tiene que hacer para que EL MANTENIMIENTO se convierta en uno de los seis factores que contribuyan con el desarrollo económico del que tanto se habla, pero no se avanza.

Brau Clemenza